Para dar certidumbre a la población sobre los estudios y licitaciones para el Tren Maya, la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por su sigla en inglés) asesorará al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en estos procesos.

Durante la firma de convenio que oficializó el trabajo conjunto, Rogelio Jiménez Pons, director general de Fonatur, indicó que el acompañamiento comenzó desde febrero pasado, aunque la UNOPS no estuvo presente al momento de otorgar las 3 adjudicaciones directas para obras de infraestructura básica, pero sí se les notificó.

En este sentido, recordó que menos del 5% de las licitaciones serán por adjudicación directa, pues como se sabe hay más de 70 empresas en participar en el primer concurso que lanzó el Fondo. Asimismo, 90% de la obra será con recurso privado, «tal y como lo marca la nueva forma de construcción del Gobierno Federal.

Este convenio establece que la Oficina de la ONU dará acompañamiento a la construcción del Tren Maya, en una primera etapa, en: insumos, certificación de estudios previos y complementarios, como impacto ambiental; modelo de negocio, estructura financiera y las bases para las licitaciones.

Por su parte, Fabrizio Feliciani, director regional de UNOPS para América Latina y el Caribe, manifestó que es la primera vez que el gobierno mexicano solicita apoyo de una institución internacional para un proyecto, al cual le ve un futuro prometedor, pues su principal objetivo es detonar el desarrollo social.

Habló también sobre el tema de impacto ambiental: «con mis conocimientos como ambientalista puedo decir que siempre habrá implicaciones buenas y malas, lo que importa es que sean más las positivas. Todo lo que se modifique en un sitio va afectar».

EVITARÁN LICITACIÓN DESIERTA

Ante la situación de la refinería Dos Bocas, en Tabasco, en la que las empresas participantes superaron el presupuesto establecido por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien declarará desierta la licitación por este motivo, Jiménez Pons aseguró que trabajan para que esto no pase en el Tren Maya.

«Cada kilómetro del proyecto tiene un valor de entre 80 y 100 millones de pesos, tenemos un rango amplio para el costo y proceso para que no pase lo de Dos Bocas. Por otro lado, sólo que el estudio de costo-beneficio indique que no es viable el proyecto, se suspenderían las obras, porque no vamos a repetir la historia».

El Tren Maya realizará al menos nueve licitaciones importantes para el proyecto: una por cada uno de los 7 tramos ferroviarios y dos más para material rodante de pasajeros y de carga, insistió Jiménez Pons.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí