La Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) trabaja en un Programa Nacional de Recuperación de Vivienda Abandona, no sólo para reintegrar los inmuebles al mercado, sino también para mejorar el entorno en donde se localizan.

Por David Romero

En conferencia, Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu, indicó que este problema que ha sido uno de los grandes males que aquejan al país,  sobre todo en los estados del norte, debe ser resuelto a través de una  intervención integral del entorno, por lo cual planean ir acompañados de Infonavit, Fovissste y autoridades locales.

En México, de acuerdo concon Coneval y el Inegi, existen 5 millones de viviendas abandonada, de las cuales -sólo el año pasado- fueron abandonadas 55 mil viviendas; sin embargo, en promedio anualmente se dejan 80 mil viviendas debido a que están mal hechas, mal ubicadas o la persona no puede seguir pagando.

Detalló que el trabajo va más allá de reintegrar vivienda por vivienda con la finalidad de evitar caer en lo mismo: “meterles mano, arreglarlas y volver a abandonarlas”. Tenemos que analizar por qué se están abandonado, incluso demoler algunas viviendas y convertirlas en espacios públicos, parques, guarderías o usos mixtos”.

Por otro lado, Meyer Falcón señaló que parte del problema fue originado por el desconocimiento que se tenía sobre las necesidades de las personas. “El problema de la vivienda abandonada se dio por la falta de análisis que había en el tipo de usuario que existe en las diferentes regiones del país, parte de la Nueva Política Nacional de Vivienda que vamos a presentar es entender las necesidades puntuales de cada mexicano”.

Agregó que otro elemento que contribuyó a la conformación de este problema la traza de los desarrollo –algunos con largas o extensas son las manzanas–, conjuntos sin servicios, sistemas de movilidad cercanos o buena seguridad.

“Tenemos la responsabilidad de hacerlo a la brevedad, realizar un levantamiento y ver las características que deberá de tener el procesos de recuperación, habrá viviendas que no se podrán recuperar, otras que política y éticamente no se tendrá que hacerlo y otras que sí”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí