La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) anunció una reducción de sus expectativas de crecimiento para este año al pasar de entre 1.5 y 2.5% a 1%, como consecuencia de una reducción en la inversión pública.

Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la CMIC explicó que este tipo de comportamientos es normal tras un cambio de gobierno y añadió que lo ideal es contar con un instituto de planeación que permita la continuación de las obras que requiere el país.

«Si nuestros gobernantes en sus campañas políticas promueven que se cumpla el Estado de Derecho, que se erradiquen los problemas de inseguridad o de corrupción, o que ya no existan impunidades, si se enfocan en esto y no en andar ofreciendo obras que muchas veces no son ni estratégicas ni prioritarias, podemos construir un país más competitivo», comentó.

Asimismo solicitó al Gobierno Federal generar confianza a los inversionistas con la finalidad de impulsar al sector, puesto que la incertidumbre que provoca la inseguridad y la corrupción provoca que menos actores decidan involucrarse.

Por último, denunció que en México aun existe mucho coyotaje para la obtención de permisos, por lo que diversas constructoras se enfrentan al cierre de obras por parte de sindicatos que manifiestan los contratos pertenecientes al gremio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí