Enrique Valadez González

envaladez@yahoo.com.mx

¿Entramos en recesión?

La economía mexicana vive su peor arranque de año de la última década. La primera señal vino con el dato del PIB al primer trimestre de 2019: un decrecimiento de 0.2 por ciento y el escenario puede ser peor.

Analistas ya alertan que es inminente la recesión. De acuerdo con Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics, la actividad económica del país y el empleo reportan contracciones en los dos últimos trimestres, lo que equivale a una “recesión técnica”.

En ello coincide Manuel Sánchez González, ex subgobernador del Banco de México, quien alertó apenas la semana pasada que México ya presenta señales de recesión o por lo menos se encuentra muy cerca de ella.

“Esto se debe a un bajo desempeño tanto en la parte del consumo como en la de la inversión de los últimos meses”.

Además de que los indicadores oportunos del segundo trimestre sugieren que la tendencia de desaceleración no parece haberse corregido, “de manera que yo me atrevería a especular que durante el primer semestre ya México presentó una situación de recesión.

Y el escenario internacional no ayuda mucho, ya que si bien se resolvió el tema de los aranceles, la economía estadounidense no goza de cabal salud.

De acuerdo con el indicador elaborado por la Reserva Federal de Nueva York, la probabilidad de que ocurra una recesión en la Unión Americana subió a 29.62 por ciento, nivel no visto desde mayo del 2008.

Esto por supuesto arrastrará a México, país que envía el 85 por ciento de sus exportaciones a Estados Unidos.

Técnicamente, una recesión ocurre cuando la actividad económica registra por lo menos dos trimestres consecutivos a la baja, por lo que el dato del PIB del segundo trimestre del año, que se dará a conocer el 31 de julio, revelará si México entró o no en recesión.

Morralla

Mucho queda por hacer a la Cuarta Transformación para lograr erradicar todas las prácticas de corrupción, sobre todo en los altos niveles de mando, pues todo indica que desde las dependencias y órganos desconcentrados se siguen eligiendo a las proveedoras consentidas y no a aquellas que proporcionarían mayores ahorros, así como calidad en los servicios.

Resulta que desde el sector transporte ya comenzaron a enviar señales de alerta al presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados, ya que con la presidencia de Óscar Yáñez González se han comprometido a identificar a todas aquellas empresas que hayan sido favorecidas con contratos millonarios en sexenios anteriores.

Así, uno de los casos que resalta a todas luces es el de Morgan Express, empresa que durante los mandatos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón habría acumulado una fortuna de 350 millones de pesos.

De acuerdo con las denuncias, los principales contratos emanaron de la Comisión Nacional de Libros Gratuitos, en donde de 2017 a 2019 le entregaron 64 millones 988 mil pesos, suma que resulta solo al tomar en cuenta el contrato multianual AA-011L6J001-E122-2017, así como la relación comercial establecida tras la celebración de la Licitación Pública Presencial Nacional con número LA-011L6J001-E18-2018.

Sin duda, queda mucho por investigar a las autoridades correspondientes, entre las que por su puesto figura la Secretaría de la Función Pública, cuyos engranes tendrán que moverse a marchas forzadas por orden de Irma Eréndira Sandoval, sobre todo si lo que se busca es cumplir con los compromisos hechos en campaña.

Nos leemos el próximo martes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí