Asuntos del peso

0
89

jimenez_ricardo3@yahoo.com.mx

El peso mexicano mostró escasa reacción ante el anuncio del Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), pues las cotizaciones permanecieron estables, luego del anuncio se ubicó cerca de los 19 pesos por dólar e inclusive logró observarse un precio de 18.9645 pesos durante la semana previa.

Los mercados financieros no vieron bien este plan de Pemex, consideran que fue insatisfactorio elevando la probabilidad de nuevos recortes a la calificación crediticia de Pemex en los próximos meses, y con ello generar mayores presiones al alza de la moneda mexicana.

El Plan de negocios se presentó el miércoles pasado, lo cual generó cierta inquietud entre los participantes del mercado, debido a que no contempla inversión privada mediante licitaciones o farmouts, y se plantean contratos de servicio (CSIEE) bajo las cuales no se compartiría la producción petrolera a los inversionistas, por lo que resultaría menos atractiva.

 En el documento destaca también que Pemex dependería fuertemente de inyecciones de capital del gobierno y de una reducción de carga fiscal para avanzar en proyectos estratégicos de exploración y producción.

La mitad de las inyecciones de capital y de los beneficios fiscales irán dirigidos al proyecto de refinería de Dos Bocas, lo que hasta ahora ha sido criticado por los analistas por no tratarse de una inversión prioritaria, debido a la menor inversión privada y a la asignación de recursos a proyectos no prioritarios.

El mercado considera poco creíbles las metas de producción petrolera, así como las metas para concluir la construcción de Dos Bocas y el inicio de operaciones de la planta que se planea comience operaciones en tres años.

El peso mexicano bajo el contexto anterior podría mostrar movimientos volátiles en el mediano plazo, observándose cotizaciones por arriba de los 20 pesos por billete verde, aunque por momento mostraría un precio promedio de alrededor de 19 pesos por dólar, debido básicamente a la expectativa de un dólar estadounidense más débil por problemas de baja inflación fundamentalmente.

La paridad peso-dólar lleva dos semanas consecutivas de movimientos estables, por lo que no sería raro ver que continuará con movimientos laterales en los próximos días, manteniendo un rango de negociación que podría fluctuar entre 19.15 pesos como cotización máxima y 18.90 pesos como nivel mínimo.

En estos momentos, el tipo de cambio peso-dólar está reaccionando a eventos de carácter externo, sobre todo relacionado con la política monetaria de Estados Unidos, donde la mayoría de los participantes del mercado creen que la Reserva Federal (Fed) podría recortar su tasa de interés en la reunión del 31 de julio.

La percepción antes mencionada se explica en parte por las débiles señales que ha enviado el mercado inmobiliario, además de los comentarios de oficiales de la Reserva Federal estadounidense y problemas de baja inflación, la cual se encuentra alrededor de 1.65%, por debajo de objetivo de las autoridades financieras (2%).

El tipo de cambio peso-dólar regresó a niveles por debajo de 19 pesos, luego de que, el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, dijera que los bancos centrales deberían adoptar posturas acomodaticias, ante señales de debilidad económica, algo que fue interpretado como una confirmación de que la Fed podría recortar su tasa de interés a finales de este mes.

En esta semana los participantes del mercado estarán atentos básicamente a los indicadores de crecimiento económico de México y Estados Unidos. En México, el viernes 26 de julio se publicará el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de mayo, donde será clave conocer el desempeño de la economía local.

Al cierre de la semana previa, la agencia de calificadora Standard & Poor´s comentó que, si la economía mexicana entra en recesión y se debilitan las expectativas de crecimiento para el 2020, podría acelerar la revisión anual de la deuda soberana de México y de Pemex.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí