Asuntos del peso

0
179

Por Ricardo Jiménez

jimenez_ricardo3@yahoo.com.mx

El peso mexicano inició el segundo semestre con el pie derecho al mostrar cotizaciones cercanas a los 19 pesos e inclusive logró romper ese nivel de “soporte” al mostrar un precio mínimo de 18. 98 pesos por dólar, debido al optimismo que existió en el mercado de cambios, tras las menores tensiones comerciales que existieron entre Estados Unidos y China.

En la presente semana, el tipo de cambio peso-dólar registró un avance de 0.89%, equivalente a una revaluación de 17.0 centavos frente al dólar estadounidense, para finalizar en un precio de 19.0270 pesos por billete verde.

Sin embargo, es importante destacar que, en lo que va de este año, la moneda mexicana presenta una apreciación acumulada de 3.24%, esto es una ganancia de 63.80 centavos con respecto a la divisa de Estados Unidos.

En el Mercado de Futuros de Chicago, los inversionistas extranjeros siguen demandando pesos, pues la posición especulativa a favor del peso con fecha al 2 de julio se ubicó en 2,992 millones de dólares, con respecto al observado de la semana previa de 2,992 millones de dólares.

 El peso mexicano seguirá reaccionando favorablemente a los eventos positivos que se registraron la semana pasada, con el pronóstico de que las cotizaciones permanezcan cerca de los 19 pesos por dólar, aunque existe la posibilidad de que muestre una mayor apreciación bajo la perspectiva de acercarse hacia los niveles de 18.90 pesos.

En el corto plazo, de acuerdo con analistas del mercado de cambios ven un tipo de cambio menos presionado, bajo la perspectiva de que por el momento difícilmente se observarían cotizaciones cercanas a las 19.50 pesos por billete verde.

Dentro de los elementos positivos se encontraron las menores presiones comerciales que existen entre Estados Unidos y China, luego de comentar el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump de no incrementar aranceles a China y en un aparente acuerdo de reanudar las importaciones de productos agrícolas estadounidenses por parte del país asiático.

Además, el tipo de cambio peso-dólar previsiblemente mantendrá cotizaciones estables en lo que resta de este este mes, gracias a la baja de las tasas de interés internacionales, combinado con las altas tasas de interés domésticas (8.25%), lo que ha generado un flujo importante de flujos foráneos de cartera tanto el mercado mexicano como a de los países emergentes.

Durante la semana pasada, se publicaron varios indicadores económicos poco favorables para Estados Unidos, en particular una contracción de los pedidos de fábrica de mayo a una tasa mensual de 0.07%, una caída de los bienes duraderos del mismo mes a una tasa mensual de 1.3% y un bajo crecimiento de empleo en junio, lo que viene a confirmar aún más la expectativa de que la Reserva Federal bajará su tasa de interés de referencia.

El mercado de cambios mostró un mayor relajamiento sobre todo cuando el primer mandatario estadounidense empleó un lenguaje menos agresivo con respecto a México, tras señalar que ha logrado avances al frenar el flujo migratorio proveniente de Centroamérica.

Los comentarios de Donald Trump ayudaron a generar menores presiones al peso mexicano, aunque el medio financiero reconoció que su estrategia tiene fines electorales.

En esta semana, habrá poca información económica relevante en Estados Unidos, después de darse a conocer el reporte de empleo de junio, por lo que, de los datos económicos relevantes se espera el reporte de inflación de junio, donde existe el pronóstico de un avance de 1.6%, con el registrado en mayo de 1.8 por ciento.

Sin embargo, en México se espera información importante como la cifra de inflación de junio, y las negociaciones salariales del mismo mes. Además, de las minutas de la última reunión de política monetaria del Banco de México, que se publicará el jueves 11 de julio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí