El presidente, Andrés Manuel López Obrador, hace caso omiso de la opinión que emiten diversos especialistas sobre la construcción de los proyectos de infraestructura prioritarios, aseguró Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En conferencia de prensa, señaló que los proyectos de infraestructura prioritarios para la nueva administración se encuentran en polémica debido a la falta de comunicación entre el primer mandatario de México, los inversionistas, los mercados y la población, con respecto a los tiempos en los que se deben llevar a cabo y sus costos.

Asimismo indicó que para los inversionistas no existen datos certeros sobre algunos proyectos, por lo que se ven en la necesidad de frenarlos a la espera de más información, más claridad y más certidumbre sobre los mismos, puesto que no contar con la información necesaria genera un ambiente de incertidumbre financiera y económica en el país.

«El aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas están dentro de una polémica nacional donde ha faltado una comunicación adecuada del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, puesto que no se escucha a los inversionistas», comentó.

Por otra parte consideró que la paciencia de los inversionistas terminará por agotarse, ya que no pueden mantenerse mucho tiempo impasse debido a la indecisión del gobierno y pueden perder dinero y un alto costo de oportunidad.

Ángel García-Lascurain Valero, presidente del consejo técnico del IMEF, aseguró que la paciencia que muestra el mercado se debe a la estabilidad de las finanzas públicas; sin embargo en el momento en que los proyectos de infraestructura impacten el equilibrio financiero, los mercados reaccionarán de manera diferente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí