De acuerdo con cifras oficiales del presidente nacional de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), Federico Ovalle Vaquera, en el estado de Aguascalientes existen 55 mil viviendas deshabitadas, en su mayoría por la mala calidad de los materiales y por la falta de pago de créditos por parte de quienes lo solicitan.

Enfatizó que de las 55 mil casas, al menos cinco mil se encuentran vandalizadas y son nido de delincuentes que las utilizan para consumir drogas.

Durante la entrega de 200 apoyos que consisten en 45 mil pesos por familia para que puedan construir un cuarto adicional en su vivienda, el dirigente argumentó que las casas abandonadas se adquirieron con créditos de Infonavit, Fovissste y del Instituto de Vivienda estatal.

Comentó que dichas construcciones tienen materiales de mala calidad y no cuentan con una adecuada planeación por parte de las autoridades, a quienes no les importa certificar que los constructores entreguen vivienda de calidad para las familias que las vayan a ocupar.

Además, Ovalle comentó que otra problemática de las edificaciones es la venta de vivienda, especialmente en desarrollos habitacionales de nueva creación que se ubican en municipios al norte del estado de Aguascalientes y en donde la demanda no ha sido la esperada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí