La  Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) analiza la opción de presionar a todas las aerolíneas para que paguen los montos de indemnización ocasionados por la cancelación de vuelos, señaló Lorena Martínez, titular del organismo.

“Trabajamos para que las empresas se comprometan a pagar la indemnización por vuelos cancelados en México, pues esta es una práctica obligatoria a nivel internacional en aviación y que en México no se cumple», sostuvo.

En este sentido, la Profeco ha señalado que Volaris es la aerolínea mexicana con más quejas en lo que van del año, luego que la empresa acumuló un total de 563 quejas y un nivel de conciliación del 79 por ciento.

Otras de las compañías que integran esta lista son las empresas mexicanas  VivaAerobús con 583, Aeroméxico con 452 e Interjet con 116, así como la estadounidense  United Airlines con 22 reportes.

Lorena Martínez dijo que esta medida corresponde a una campaña a fin de modificar las prácticas comerciales en los sectores que reciben un mayor número de quejas por parte de los consumidores.

De  la misma forma detalló que se está preparando un registro nacional de tiempos compartidos, con el fin de evitar los fraudes que se generan en este sector.